La defensa penal no es una característica estética de un proceso judicial, pues cuando es efectiva no sólo protege los derechos de los probables responsables –previniendo una injusticia- sino que aumenta el estándar de desempeño a sus contrapartes y, como sociedad, nos acerca a sentencias de calidad producto de investigaciones profesionales y confiables.

 

Colaboración de Paulina Sánchez y Alejandra Ramos para Animal Político que discute el papel que tiene la defesna de los acusados por la PGR en el caso de Ayotzinapa para cuestionar y participar en la construcción de la verdad de los hechos. La nota completa se puede leer aquí.